ELOGIO DE LA LENTITUD.  

 

Por Carl Honoré.

 

 


Creo que vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir. Nuestra cultura nos inculca el miedo a perder el tiempo, pero la paradoja es que la aceleración nos hace desperdiciar la vida.

Hoy todo el mundo sufre la ENFERMEDAD DEL TIEMPO: la creencia obsesiva de que el tiempo se aleja y debes pedalear cada vez más rápido.

La velocidad es una manera de no enfrentarse a lo que le pasa a tu cuerpo y a tu mente, de evitar las preguntas importantes… Viajamos constantemente por el carril rápido, cargados de emociones, de adrenalina, de estímulos, y eso hace que no tengamos nunca el tiempo y la tranquilidad que necesitamos para reflexionar y preguntarnos qué es lo realmente importante.

La lentitud nos permite ser más creativos en el trabajo, tener más salud y poder conectarnos con el placer y los otros.

A menudo, TRABAJAR MENOS significa trabajar mejor. Pero más allá del gran debate sobre la productividad se encuentra la pregunta probablemente más importante de todas:
¿PARA QUÉ ES LA VIDA?

Hay que plantearse muy seriamente A QUÉ DEDICAMOS NUESTRO TIEMPO.

Nadie en su lecho de muerte piensa: “Ojalá que hubiera pasado más tiempo en la oficina o viendo la tele”, y sin embargo, son las cosas que más tiempo consumen en la vida de la gente.”


Carl Honoré, el guru anti-prisa y autor del éxito mundial “Elogio de la lentitud” ofrece en su libro una radiografía de los males de nuestra sociedad y el remedio para sanarla: la FILOSOFÍA SLOW, simplemente reducir la marcha y buscar el tiempo justo para cada cosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

About this blog

Total Pageviews

Con la tecnología de Blogger.

Síguenos por Email

About Me

Mi foto
Compartiendo Luz con Sol
Caracas, Distrito Capital, Venezuela
Ver todo mi perfil

Seguidores

Popular Posts